Envío Gratis en compras mayores a $899 pesos

 

 

Date cuenta, vivimos en un mundo NO pet-friendly y sobre todo estresante: hay celulares sonando, autos pitando el claxon, motos ruidosas, niños gritando/jugando, etc. Ofrecerles a tus perros paseos de desestrés es lo mejor que puedes hacer para regalarle un momento de calma y de mayor conexión contigo.

 

¿Cuál puede ser un paseo de desestrés? A poco no te pasa que cuando vas a la playa o a la montaña te desconectas y desestresas de tu día a día, ¿verdad que sí? Esto es porque estás conectando con la naturaleza, y así como tu necesitas de esa conexión al disfrutar del sol, del viento en tu cara, del olor a pino, de enterrar tus pies en la arena u oír a los pajaritos cantar, ¡tu perro también lo necesita!

 

Si pudiera hacerlo diario estaría genial, ojalá algún día, pero si eres como yo, una simple mortal que necesita vivir en la ciudad, te recomiendo hacer esto por lo menos una vez a la semana, te servirá a ti para desconectar del estrés de tu día a día y a tu perro para dejarlo ser perro en un mundo que no lo deja ser.  

 

 

Pero, para que sea así de mágico como te lo pinto, debes considerar varias cosas que te cuento a continuación:

 

 

  1. ¿A dónde irás? Planea muy bien a dónde te diriges. El chiste es no estresarte al perderte o que el camino sea muy largo y tu perro se maree en el coche, o tal vez estés considerando una ruta imposible de realizar tanto para tu perro como para ti por su condición física. Quizás es una ruta de poca sombra que en verano no es conveniente hacer.

 

La idea es disfrutarlo 100%, entonces considera bien tus capacidades físicas y las de tu perro, hazte las siguientes preguntas: ¿podrás caminar mucha distancia?, ¿mi perro no se marea en el coche?, ¿podré subir una montaña?, ¿hará mucho calor?, ¿no será muy frío?, ¿lo más adecuado para nosotros es una caminata ligera en el campo?

 

  1. Respeta. La idea es que poco a poco seamos un mundo más pet-friendly y que cada vez sean más los lugares en los que podamos llevar a nuestros perros, y para esto debemos aportar con nuestro granito de arena al respetar. Dicho esto, verifica que a donde te diriges se puede acceder con perros, recuerda que hay lugares con flora y fauna que puede ser incluso peligrosa para nuestros perros, o tal vez exista algún reglamento que debamos de seguir.

 3. Libera a tu perro. La correa sirve en la ciudad porque como comentamos, no es pet-friendly y hay peligros inminentes; pero en el campo, en la playa, en la montaña y en general, de verdad libérate de quererlo controlar, deja que corra, que huela, que explore. Si de plano no confías en que tu perro regresará a tu llamado, entonces considera una correa larga, de 5 a 10 mts y déjalo ser. Si quiere oler un árbol por 10 minutos, ¡déjalo!, de verdad verás qué bonita conexión y qué gran oportunidad tendrás de conocer más sobre tu perro al verlo ser y estar.

 

  1. Lleva todo lo necesario. Todo depende de la ruta, pero por ejemplo: si debes subir la montaña, seguramente habrá piedras altas que probablemente tu perro requerirá ayuda para subir o bajar, entonces debes considerar llevar una pechera que te ayude para ese propósito o si vas al río, seguramente necesitarás una toalla para secar a tu perro al terminar, tal vez el camino tiene nieve y tu perro requiera de unas botas especiales o quizás pasarás mucho tiempo en el agua y requieras de un salvavidas por si tu perro se fatiga o sufre un calambre.

 

 

 

  1. Lo indispensable. Lo que no te puede faltar para tu perro es:
    1. Siempre que quieras llamarle, regálale un premio para que tu llamada sea más atractiva. Utiliza sus premios favoritos, algo realmente apetitoso;
    2. La cantidad dependerá de las horas que estarás fuera, pero sí o sí, siempre lleva agua y un platito para dársela. En las tiendas de mascotas puedes comprar uno portátil;
    3. Aunque lo vas a liberar, nunca sabes qué te encontrarás en el camino, tal vez te topes con un grupo de personas que les tienen miedo a los perros y lo adecuado sería agarrar a tu perro.
    4. Botiquín. Cargar con uno puede ayudarte a asistir a tu perro o a ti en ciertas circunstancias, pero debes aprender cómo hacerlo. ¿Qué hacer en caso de una picadura?, ¿cómo retirar una garrapata?, ¿cómo curar una herida?, ¿qué pasa si se fractura?, o ¿qué harías si se atraganta con algo que comió en el camino? Documéntate, puedes salvar la vida de tu perro al saber primeros auxilios (hay muchos videos en YouTube).

 

  1. Observa. Siempre mantente muy alerta de las señales que te da tu perro, no lo sobre esfuerces por tú querer llegar a la cima o por querer caminar por cierto camino, él hará todo por seguirte y estar a tu lado, no lo mal entiendas. Si debes parar porque ya se cansó, más vale descansar 15 minutos y luego seguir, a que termine con un desgarre muscular o en un golpe de calor, o peor aún, en un paro cardiaco. Tal vez el camino está lastimando sus huellitas porque la arena está muy caliente, de verdad observa, si no está queriendo hacer algo, es por algo, así que observa.

 

  1. Comida.Yo te recomiendo que lo alimentes antes del paseo para que vaya con toda la energía a la aventura, pero si sólo come una vez al día y es en la noche, entonces llévale también un snack. Imagínate hacer todo ese esfuerzo físico sin nada en la panza, hasta de mal humor te pondrías, ¿a poco no? Con tu perro pasará igual, va a llegar el punto que hasta de mal humor se pondrá y no queremos eso, queremos que lo disfrute y si le diste de comer antes, también es válido llevarle snack, es una vez a la semana, tampoco lo vas a engordar por darle algo rico durante el paseo, de verdad considéralo.

 

 

  1. ¡Ufff!, ¿todo eso debo cargar? No, calma. Hay pecheras o mochilas para perros con las que ellos pueden cargar también con sus cosas, sólo considera que un perro no debe cargar más del 15% de su peso. Esto quiere decir que si el peso de tu perro es de 20Kg, no deberá cargar más de 3Kg. También considera que el primer contacto con la mochila debe ser poco a poco, no quieras que a la primera lleve los 3Kg, primero debe acostumbrarse a ella.

 

 

Sé que todo esto puede sonar abrumador, son muchos factores para considerar, entonces tal vez quieras hacer tus primeros viajes con nosotros, en San Perro (@sanperromx en redes sociales), además de tener las mejores rutas pet-friendly, saber todo y darte una súper guía de la experiencia, le agregamos el factor comunidad que es ir con más perritos, conocer más gente con tu mismo interés y conocer más sobre perros en el trayecto, ¿a poco no suena súper bien?

 

No esperes más, tómate una mañana para llevar a tu perrito, disfrútalo y conecta con él en la naturaleza… ¡aventúrate!

 

Mariel Elizondo

www.sanperro.mx

Connecting people and their dogs to the great outdoors

Deja un comentario